Los invitamos a visitar:

🔹 INVITACIÓN 🔹
Congreso Internacional Cincuentenario ISER (1968-2018)
MEDIO SIGLO EN EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO
MARTES 27 JUNIO – 17.30hs.-

Museo Roca – Vicente López 2220 (Recoleta) C.A.B.A.

 
 
Presentarán el congreso
Rab. Graciela Grynberg – Presidente de honor
Celina A. Lértora Mendoza – Coordinadora General
 
Con la participación de
Dulce María Santiago – Comité Ejecutivo
Hilario Wynarczyk – Comisión Académica
Nancy Raimondo- Área de talleres de formación y actualización
Martha de Antueno – Área de talleres
 
Y la colaboración de
Andrés Eidelson
Fabio Esquenazi
Aldo Ranieri

Congreso Internacional
Cincuentenario ISER (1968-2018)
MEDIO SIGLO EN EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO

 

☑️ CONVOCATORIA

En diciembre de 1967 tres personalidades religiosas y teológicas y otros  invitados decidieron la creación del Instituto Superior de Estudios Religiosos –ISER, para contribuir al conocimiento y la comprensión de la diversidad religiosa en Argentina. Fueron ellos el Rab. Marshall Meyer, Mons. Jorge María Mejía y el Rdo. José Míguez. La nueva institución comenzó sus reuniones en abril de 1968.  Para celebrar sus 50 años se convoca al Congreso Internacional que se llevará a cabo en Buenos Aires, conforme a las bases que  siguen

☑️ Fecha del Congreso 22 a 27 de abril de 2018

☑️ Autoridades

Presidente honoraria: Rab. Graciela Grynberg

Coordinadora General: Celina A. Lértora Mendoza

☑️ Comisión Académica Internacional

Luigi Alici (Italia)

Jorge Ayala (España)

Jaime Bortz (Argentina)

Roberto Bosca (Argentina)

Martín Ciordia (Argentina)

Pedro Coviello (Argentina)

Ricardo Elía (Argentina)

Daniel Fainstein (México)

José Luiz Goldfarb (Brasil)

María Eugenia Góngora (Chile)

Manuel Lázaro Pulido (España)

Abelardo Levaggi (Argentina)

Gregorio Piaia (Italia)

José Ignacio Saranyana (España)

María de Lourdes Sirgado Ganho (Portugal)

Hilario Wynarczyk (Argentina)

☑️ Comisión Organizadora-Ejecutiva

Miembros de ISER y colaboradores

☑️ Temas y estructura del congreso

  • Ejes temáticos

Con especial referencia al judeocristianismo, pero con apertura a otros credos

Estudios bíblicos, exégesis y hermenéutica

Estudios históricos de la producción teológica y documentos

Antigüedad

Edad Media

Edad Moderna

Actualidad

Historia Institucional

Judía

Cristiana (diferentes confesiones)

Musulmana

  • Religiones Orientales

Religiones de los pueblos originarios

Relaciones y diálogo interreligioso

Las religiones y el poder secular

Estudios sobre pastoral

Estudios religiosos especiales

Derechos Humanos

Género

El cuidado de la creación (ecología)

Pobreza y marginalidad

Persecuciones y masacres por razones religiosas

Arte y religión

Aspectos teóricos (teológicos)

Áreas: música, teatro, etc.

 ☑️ Reuniones

El congreso contará con los siguientes tipos de reuniones

☑️ Académicas

– Conferencias a cargo de expositores invitados

– Paneles y mesas redondas a cargo de expositores invitados

– Simposios y mesas de temas especiales: serán  aprobados por la Comisión Académica a pedido de sus organizadores, quienes tendrán a su cargo la convocatoria a sus ponentes

– Sesiones de comunicaciones libres sobre cualquier aspecto de los ejes temáticos

– Sesiones de posters e informes de investigación en curso, sobre cualquier aspecto de los ejes temáticos

– Presentación de libros, colecciones y publicaciones periódicas aparecidas en los últimos dos años, sobre cualquier aspecto temático del congreso

– Presentación de experiencias áulicas y/o de difusión realizadas en los dos últimos años, sobre cualquier aspecto temático del congreso

☑️ Talleres

– De actualización en la formación

Coordinadora  Nancy Raimondo

Destinados a

Docentes de enseñanza religiosa

Agentes de proyectos de convivencia interreligiosa

– Prácticos

Coordinadora  Martha de Antueno

Destinados a

Educadores

Acción comunitaria

Servicio social

 Celebración judeo-cristiana

PÉSAJ – PASCUA

 

Jueves 6 de abril

Parroquia Nuestra Señora del Carmelo

Marcelo T. de Alvear 2465 – C.A.B.A.

 

*

Textos bíblicos pascuales

Antiguo Testamento y Nuevo Testamento

Poemas

 Cuento de Pesaj

Música judía

Música cristiana

Oración final

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Celebramos juntos:

Celebración Januka - Navidad

Vídeo El templo de Jerusalén y Januká

Comentario: Rab. Graciela Grynberg

* * *

Canciones de Januká

Marcelo Garfunkel

Ana Promoslovsky

* * *

Vídeo El pesebre franciscano –  Comentario:

Aldo Ranieri

* * *

Poesía : Fabio Esquenazi

* * *

Conducción: Celina Lértora Mendoza

Apoyo Técnico: Andrés Eidelson – Sonia Di Fino

Celebración Januka - Navidad

¡Shana Tova!

05/10/2016

Un nuevo año que comienza y con él se renuevan todos nuestros sueños.
Que este año podamos todos los habitantes de estemundo sentir que la paz es parte de nuestras vidas.

Shana Tova!!!

05/10/2016

Iser adhiere al dolor por el fallecimiento de Shimon Peres  Z¨L.

Un visionario, un hombre de paz, un grande.

Nos ha legado la necesidad de seguir construyendo

lazos entre los pueblos para buscar la paz.

Uno de los fundadores del Estado de Israel y premio Nobel de la paz.

20/09/2016

 

200 años de relaciones

interreligiosas en Argentina

Camino al cincuentenario de ISER (1968-2018)

 

Jueves 29 de septiembre 2016 – 16 hs

Museo Roca  – C.A.B.A.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Exposiciones de
Marcos Carbonelli
de los evangélicos en la Argentina contemporánea
Ricardo Feierstein
Abelardo Levaggi
Miranda Lida
Ignacio Martínez
de la Iglesia argentina contemporánea
 
Las exposiciones serán comentadas por un
Foro de Expertos
Abel Luis Agüero – Aldo Ameigeiras – Pedro Coviello – Daniel Dei
José Luis Damis-Ricardo Elía – Octavio Lo Prete
Dulce María Santiago – Emmanuel Taub
 
Apertura y cierre
Rab. Graciela Grynberg
Coordinación
Celina A. Lértora Mendoza
Presentaciones
Fabio Esquenazi
Coordinación de foro
Andrés Eidelson – Aldo Ranieri
 
Entrada libre y gratuita

La biblioteca mística judía y cristiana en diálogo. Ejemplos de isomorfismos

 

Fabio Esquenazi

Isomorfismo. Del griego isos (ισος: igual) y morphé (μορφή: forma, figura). Es un término utilizado originalmente en las ciencias exactas que encierra la idea de que existen semejanzas y correspondencias formales significativas entre diversos tipos de estructuras o modelos matemáticos de explicación de la realidad, a pesar de las diferencias de algunas de las variables que los conforman. En Geología, el fenómeno del isomorfismo se opone al de polimorfismo. Isomorfismo es el fenómeno propio de aquellos minerales que, teniendo una composición química diferente, cristalizan de manera idéntica, según un mismo patrón o estructura —ej.: la Siderita (CO3Fe) y la Magnesita (CO3Mg) —. Polimorfismo, por su parte, es el fenómeno propio de aquellos minerales que, a pesar de  tener la misma composición química, cristalizan de manera distinta, presentando internamente una estructura diferente —ej.: el Diamante (C) y el Grafito (C) —.

En Teoría Literaria se denomina isomorfismo a la similitud estructural entre un significante y su significado, o dicho de otro modo, entre el plano de la expresión y el del contenido (Greimas 1982: 229). En el proceso de recuperación o reconstrucción del “suceso místico” (Cirlot y Garí 2008: 62, 180-182), ya fuere para alcanzar cierto nivel de autocomprensión del fenómeno que les ha tocado vivir (Domínguez Morano 1999: 36-7), con fines propedéuticos (Rizzuto 1996: 70), o por ambas razones, los místicos recurren a ciertas elecciones lingüísticas, raramente isomórficas (Swietlicki 1986: 43-81, 155-186; López-Baralt 1990: 33-52, 227-283; Esquenazi 2011, 2013-2014), por lo que resultan de particular interés aquellos casos en los que experiencias similares de la divinidad dan paso a estrategias similares de comunicación de la experiencia, como puede apreciarse en el Sefer Ha Zohar, en  las Moradas teresianas y en los poemas y comentarios de Juan de la Cruz. En todos estos córpora la unio mystica se expresa principalmente en términos visuales, y es el resultado de una adhesión estrecha, profunda y absoluta a la voluntad de Dios que excede la mera veneración religiosa.

En el encuentro detallamos los isomorfismos centrales entre el Zohar y Teresa de Ávila, que son específicamente El Castillo del Alma, El Gusano de Seda, La luz y el espejo, El Árbol de la Vida y La Nuez, y nos detuvimos muy brevemente en el primero de ellos.

 

El Castillo del Alma: Redactado entre el 2/6/1577 (Toledo) y el 29/11/1577 (San José de Ávila), algunos autores creen que el símbolo del castillo es heredero de la imaginería propia de las guerras del medioevo o de la tradición de las novelas de caballerías (fines del XV hasta 1602), que influyeron en otros autores místicos a los que Teresa tuvo acceso, como Francisco de Osuna (1497 – 1540), Bernardino de Laredo (1482-1540), o el mallorquín Ramón Lull (1232-1315). Sin embargo, ninguno de ellos entiende el castillo como una  estructura conformada por siete mansiones. Por su parte, ninguno de los prototipos arquitectónicos a los que Teresa pudo haber tenido acceso, como las murallas fortificadas de Ávila —según sostiene Robert Ricard—, o la descripción del castillo de la Mota de Medina del Campo que pudo haber escuchado de boca de San Juan de la Cruz, sigue de cerca el uso específico que la Santa hace de esta imagen en las Moradas. El primer elemento que el castillo teresiano comparte con la Cábala es el camino de siete etapas o cámaras que el místico debe atravesar para unirse con Dios. La Santa, al describir la fortaleza, detalla las duras pruebas del arduo camino por las que el verdadero creyente debe atravesar a través de siete moradas que lo conducen hasta la recámara interior en la que se encuentra el Señor del Palacio. Teresa viene a decir que esa recámara es “no una cosa arrinconada y limitada sino un mundo interior donde caben tantas y tan lindas moradas como havéis visto; y así es razón que sea, pues dentro de esta alma hay morada para Dios (M. 7.1.5, 568). Y agregará cómo es que allí se consuma el matrimonio espiritual entre el alma y Dios, entre aquellos que demuestran un corazón humilde para aceptar las pruebas de este viaje espiritual hacia la séptima morada y el Rey, pues, como la santa afirma “No entran todos a [esta] recámara, sólo aquellos santos que han vencido estos combates y con perseverancia entrado” (M. 3.1.6 y 3.1.1).

Luego, tras detallar las construcciones isomórficas que comparten el Zohar y Juan de la Cruz (La fuente y el cristal, La Noche Oscura del Alma y La llama), nos detuvimos en el símbolo de la alfaguara de la estrofa XI que estructura el cántico espiritual sanjuanista, la personal refundición que el Reformador de la Orden Carmelita hiciera del Cantar de los Cantares salomónico con la intención de referir su propia experiencia mística. Hicimos referencia entonces a los motivos por los cuales la fuente en la que la doncella (el alma) ve reflejados unos “ojos” (los ojos de Dios que la doncella lleva “dibujados” en sus entrañas) puede ser leída desde la tradición judía como un «cristal transparente» y no como un «espejo», siguiendo de cerca la cadena autoritativa del judaísmo que lee en la experiencia de entrega de las Tablas en el Monte Sinaí la presencia de un medio divisor similar, que hizo posible que Moisés (el mayor profeta de la Historia del Pueblo Elegido) “viera a Dios “cara a cara”.

Bibliografía:

Cirlot, Victoria y Blanca Garí (2008). La mirada interior: Escritoras místicas y visionarias en la Edad Media. Madrid: Siruela.

Domínguez Morano, Carlos (1999). Experiencia mística y psicoanálisis. Maliaño (Cantabria): Sal Terrae.

Rizzuto, Ana María (1996). «Reflexiones psicoanalíticas acerca de la experiencia mística». El sol a medianoche. La experiencia mística: tradición y actualidad. Luce López-Baralt y Lorenzo Piera [eds.]. Madrid: Trotta-Centro Internacional de Estudios Místicos, pp. 61-75.

Swietlicki, Catherine (1986).  Spanish Christian Cabala: The Works of Luis de León, Santa Teresa de Jesús, and San Juan de la Cruz. Columbia: University of Missouri Press.

López-Baralt, Luce (1990). San Juan de la Cruz y el Islam. Madrid: Hiperión [1985].

Esquenazi, Fabio Samuel (2011). «Con los ojos en la parábola. La mirada en la fuente del Cántico sanjuanista y en el relato de la Princesa de Sefer ha-Zohar. Revista Chilena de Literatura, Abril 2011, Nº 78, pp. 223-234.

____    (2013-2014 [II]). «Timor Domini y sujeción amorosa en la escritura sanjuanista». San Juan de la Cruz  48: 271-288.

La identidad religiosa es un problema que se ha generalizado y complejizado en las últimas décadas. Además, es un tema vinculado al de la identidad en general, que presenta actualmente lo que llamaría la forma de “identidad débil” en general, con una amplia gama de casos “fronterizos” o “indecidibles” incluso para los sujetos implicados en cuestiones que hasta hace pocos decenios para la mayoría constituían identidades “fuertes” o “claras” (ejemplos nacionalidad, ideología, sexo). También en general, es un proceso que a corto plazo me parece irreversible.

La identidad  puede considerarse en dos aspectos: subjetivo (cómo se percibe el sujeto a sí mismo) e intersubjetivo (como lo perciben otros). Vale lo mismo para los grupos de pertenencia

Hace 50 años no se planteaba el tema como ahora porque

– las personas se identificaban con claridad a sí mismas: “soy católico”, “soy judío”, “soy luterano”, “soy agnóstico”, “soy ateo”;

– podía haber algunos matices, pero identitariamente claros, por ejemplo “soy católico pero no practico”´(o “no creo en los curas”, que significaba más o menos lo mismo); o bien se aportaban explicaciones “no soy religioso porque soy socialista (o comunista o anarquista)”;

– casi nadie se identificaba  de modo genérico por ejemplo sólo como “cristiano”; casi nadie reconocía pertenecer formalmente a otro tipo de opciones religiosas como tales, aunque tuvieran interés declarado por tradiciones o cultos diversos, que solían ser llamados “búsquedas”;

– las personas identificaban a otras del mismo modo de acuerdo a sus dichos o hechos.

Actualmente, en cambio

– muchas personas no se identifican con claridad, poniendo restricciones a la identidad subjetiva: “soy católico porque me bautizaron”, “soy judío, pero laico  (o étnico, o cultural)”;

– los “matices” han pasado a ser modificaciones bastante sustanciales, por ejemplo “soy católico (o judío, o evangélico) y marxista, no veo contradicción, como algunos dicen”; tampoco se v contradicción en practicar simultáneamente dos cultos distintos, como ir a misa y a una ceremonia umbanda;

– cada vez es más común identificarse genéricamente, por ejemplo como “cristiano” y aún más ampliamente como “soy una persona religiosa”, indicando con ello también una cierta opción muy personal en el complejo de las creencias y acciones religiosas (el “coktail”);

– es más difícil para los terceros identificar a las personas por sus dichos o hechos, determinando una situación de no-saber cuál es la identidad religiosa de sus conocidos.

Avanzando en un intento de comprensión, se trata de puntualizar los conceptos implicados. En una definición o caracterización simple, la identidad puede considerarse como la capacidad de un individuo o un grupo de reconocerse a sí mismo a través del tiempo y de las variaciones de la existencia; es ante todo un ejercicio de la memoria como memoria propia. Y en consecuencia es la característica por la cual son reconocidos del mismo modo por terceros (individuos o grupos).

La identidad puede tomarse al menos de dos modos, como un estado (es decir, como algo permanente) o como un proceso de identificación.

La identidad como estado puede resultar de un proceso previo y expreso de indentificación (caso de los con versos) o puede ser una cualidad “heredada” en cierto contexto familiar o social.

La identidad como estado heredado suele ser el caso más común, en todo y también en el ámbito religioso. Esta identidad tiene tres niveles de ejercicio

  1. La identidad simplemente ejercida: se es tal cosa y se obra como tal sin ninguna problematización, como una costumbre o como un hecho casi trivial: si uno es varón, se viste como varón, si uno es argentino es normal que cante el himno (que le enseñaron en la escuela), si es católico es normal que al menos algunas veces, vaya a misa o que se confiese en alguna solemnidad. En estos casos la identidad resulta de un proceso de socialización no cuestionada, ni por el sujeto ni por su entorno habitual.
  1. La identidad concienciada, lo que sucede generalmente cuando la identidad es de algún modo cuestionada, o bien agredida, lo que obliga al sujeto a tomar conciencia de ella y a afirmarla (o eventualmente rechazarla, cambiando la opción)
  1. La identidad ejercida como propósito. En este caso, que resulta del anterior, en el proceso de afirmación, la identidad se manifiesta explícitamente con el propósito de afirmarla o defenderla, sea en el sujeto o en general.

También se plantea la pregunta de cómo identificar una identidad religiosa, individual o grupal. Considero que hay dos formas igualmente válidas:

– por elementos objetivos, observables por terceros (dichos, acciones de un individuo);

– por elementos subjetivos: se acepta la identidad que el interesado dice que tiene.

Identidad como un problema cultural:

– La Identidad fuerte o exclusiva o alternativa, es un problema cultural, por ejemplo de la cultura occidental o bien de cierta época o momento histórico y/o de cierto grado de reflexión sobre el tema

– Las identidades débiles lo son:

— por borrosidad o falta de límites claros entre pertenecer o no a una opción religiosa;

— por composición, es decir, por identificarse total o parcialmente con más de una opción;

— por indefinición (no-opción).

Todos estos casos son relevantes para las identidades religiosas fuertes, que son especialmente los monoteísmos occidentales abrahámicos, pero también para comprender el proceso de debilitamiento producido por cualquiera de los modos indicados.

Hay una relación clara entre identidad religiosa y diálogo interreligioso. Considero que el diálogo interreligioso requiere una identidad religiosa suficientemente fuerte como para no diluirse en la opción del interlocutor. Las identidades religiosas débiles y muy débiles son más bien propensas al sincretismo. Ambos procesos son distintos y no deben confundirse.